Actuar en caso de accidente de moto

Por desgracia, todos estamos expuestos a sufrir un accidente y al ir en moto se eleva considerablemente el riesgo.

Debemos de tener en cuenta que no disponemos de una coraza ni protección extra, como en el coche, por lo que las lesiones en caso de accidente aumentan lógicamente.

Por eso, es muy importante tener unas nociones básicas pero claras de qué hacer y especialmente de qué no hacer.

¿QUÉ HACER?

Sales de ruta, ya sea solo u acompañado. Disfrutando del maravilloso paisaje te encuentras con un motorista caído en el suelo.

LO PRIMERO QUE HAREMOS:

CONDUCTA PAS

P: PROTEGER a nosotros mismos, al motorista del suelo y el entorno.

Para poder hacer este primer paso, lo que haremos es señalizar el accidente, ya sea colocando triángulos si los llevamos, colocándonos una armilla reflectante, colocando nuestra moto con los cuatro intermitentes con una distancia considerable para avisar del incidente y proteger a la víctima.

Es muy importante al encontrarnos un accidente, señalizar y proteger el entorno para evitar que ocurra un nuevo accidente. Debemos de tener claro que para poder ayudar primero tenemos que autoprotegernos, si nos ocurre alguna cosa a nosotros, no podremos ayudar y tendremos 2 incidentes. 

A: AVISAR a los servicios de emergencia 112. 

Después de asegurar la zona y valorar la situación pediremos ayuda.

Antes de llamar al 112 tenemos que hacer una valoración rápida. Valorando la situación tal como el estado del afectado (básico: si respira, se mueve, lesiones aparentes… SIN TOCAR AL AFECTADO)  Es muy importante dar la información clara que nos pidan desde el centro de emergencias. Lugar del incidente, de que tipo de vehículos se trata, cuántos vehículos, cuántos afectados…

Una vez hemos informado de la situación pasaremos al siguiente paso.

S: SOCORRER dentro de nuestras capacidades.

En este apartado menos es más. Esto quiere decir que si estamos solos, no tenemos conocimientos o no estamos seguros de qué hacer, es mejor no hacer nada.

Lo primero es hablar con el accidentado, preguntarle cómo se encuentra, valorar si esta consciente y respira. Para eso vamos a ponernos a su lado y le vamos a estimular verbalmente. Esta claro que si nos responde con normalidad, la persona está consciente y respira. En ese caso, podemos abrir la visera del casco para ayudarle a respirar mejor, y podemos desabrochar el casco pero sin moverlo.

Si la persona no responde a estímulos verbales, quiere decir que esta inconsciente. Por lo que hay que realizar el protocolo de Soporte Vital Básico (RCP) que veremos en otra entrada más adelante. 

¿QUÉ NO HACER?

Al estar delante de un posible politraumático (presenta dos o más traumatismos), debemos tratarlo con mucho cuidado. No debemos retirar el casco ya que se debe retirar con una técnica especifica que requiere conocimiento y entrenamiento (Servicios sanitários). El casco nos ayuda a mantener el cuello estable hasta que llega la ambulancia.

Tampoco hay que dar de comer ni beber al accidentado.

No debemos mover a la persona ya que no sabemos qué lesiones puede tener y al moverlo podríamos agravar las lesiones.